viernes, 10 de febrero de 2017

Mis mañanas


Abro los ojos y siento que aún es temprano. Los vuelvo a cerrar. Hago fiaca. Veo cuanta luz entra por la rendija de la ventana. Depende de eso es que pienso que hora podrá ser. Y tal vez intento volver a abrir los ojos. Tengo modorra. Escucho los ruidos. En general, trinan los pájaros si ya amaneció. Algún ruido de autos circular. Alguna conversación a lo lejos. Pero me tomo unos minutos para despertar. Medito en silencio y aquieto mi mente. Son minutos gloriosos de nada y todo al miso tiempo. Me relajo y estiro todo mi cuerpo. Muchos años salté de la cama al baño muy temprano. Ya no quiero más eso. Sólo abrir los ojos y agradecer un nuevo día, con tranquilidad. Y sentir que mi mente se aquieta y ordena sin nada que la ocupe.
Hoy es un día de sol, aun que algunas nubes se ven el cielo claro. Igual me levanto, tomo mi pastilla con uno o dos vasos de agua y preparo el mate. Pongo la jarra de agua a calentar y me voy al baño. Para cuando vengo a la cocina, el agua ya está y sirvo un mate calentito. LLeno el termo y me voy a mi compu a leer y escribir.


No hay comentarios:

Publicar un comentario