sábado, 18 de febrero de 2017

Recuerdos, olvidos y ficciones de la niñez


Era una forma de mantener la conversación con mi anciana madre, recordar los bellos momentos de mi niñez. Bah, en realidad nuestros recuerdos se transforman en "bellos" por obra y gracia de nuestra imaginación. No todos los recuerdos que perduran en nuestra memoria son bellos. Algunos son de miedo, de enojo, y muchos de alegría. Nuestra mente selectiva, recuerda sólo algunos de ellos, tal vez los que nos gustan más. Igualmente, como mi madre tiene Alzheimer, los recuerdos son bellos, alegres y muchas veces imaginarios. La idea es que pueda sonreír y estar mejor. Igualmente pueblan sus recuerdos personas, parientes e individuos que ya no están entre nosotros.

Mami y yo en su etapa final 





No hay comentarios:

Publicar un comentario