sábado, 13 de enero de 2018

 Martes 05/09/17

Lo sucedido.


Las imágenes se sucedían en forma aleatoria frente a sus ojos cansados. Tenía la vista absorta, como mirando un punto de luz en el horizonte. Se había enterado de lo sucedido hacía unos minutos. Pidió estar a solas y se quedó parado frente a la ventana, dónde se ocultaba la luz del día entre las sombras de los arboles del jardín. No miraba en absoluto y todo le pasaba como una película en su mente. Ahora nada se podía modificar. Recordó una anécdota de un viaje, y una sonrisa tipo mueca se dibujó en su boca. Nunca se imaginó este desenlace fatal. Cuanto tiempo habría pasado ya ? No lo sabía, pero intuía que era bastante y afuera estarían preocupados por él. Así que con cierta parsimonia, se dirigió a la puerta principal de la habitación y tomo el picaporte, y ahí se quedó un segundo estático. Como una ráfaga se la pasó por la mente un sinfín de situaciones que habían vivido juntos desde la infancia. Pasó ese segundo de recuerdos y movió el pomo de la puerta hacia afuera. El aire frío de la calle lo impactó en la cara y miró a todos alrededor con cara de piedra. Ahí expresó algunas palabras y se abrazó con Inés que tenía lágrimas en las mejillas. De pronto le vinieron miles de gotas desde sus ojos cayendo raudas por sus mejillas. Las distancias son largas y se estiran cuando es muy triste lo que sucede. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario